Enferiados con los libros

II Festival de la lectura Chacao 2010

Mi agradecimiento a todo el equipo del “Papel Literario” (El Nacional) por la publicación de mi brevísima reflexión sobre la narrativa venezolana actual en el día de ayer. En dicha edición pudo verse la opinión de otras personas ligadas al mundo del libro y la literatura nacional, y como lugar común, debo rescatar el hecho de que todos coincidimos en que se está escribiendo más y mejor en los últimos tiempos, sea por la razón que sea. Por otra parte, lo que sigue siendo necesario es promover internacionalmente nuestras letras, nuestras voces herederas de un legado que viene gestándose desde Rómulo Gallegos, Arturo Uslar Pietri, Mariano Picón Salas, Guillermo Meneses, Miguel Otero Silva, Neftalí Noguera Mora, entre tantos otros, hasta los contemporáneos y consagrados en la actualidad, que de manera justa y consensuada, figuraron en una simpática lista de las obras más destacadas en la última década venezolana, trabajo hecho por el equipo del “Papel Literario”. En lo particular me hubiese gustado que figurara más de una escritora, pero ese fue el resultado y debemos aceptarlo. Confieso que de los diez títulos hay tres que no he leído, así que tarea pendiente. Esta es la lista de diez libros extraordinarios que deben leerse y luego mis cortas palabras publicadas ayer sábado 24 de abril.

1. Falke, de Federico Vegas. 100 puntos.
2. La enfermedad, de Alberto Barrera Tyska, 79 puntos.
3. La otra isla, de Francisco Suniaga, 70 puntos.
4. Lluvia, de Victoria De Stefano, 40 puntos.
5. Indio desnudo, de Antonio López Ortega, 39 puntos.
6. Puntos de sutura, Oscar Marcano, 37 puntos
7. Bajo tierra, de Gustavo Valle, 34 puntos.
8. Los invencibles, de Rodrigo Blanco Calderón, 29 puntos.
9. Mariana y los comanches, de Ednodio Quintero, 27 puntos.
10. El pasajero de Truman, de Francisco Suniaga, 26 puntos.

Papel Literario, sábado 24 de abril de 2010

Escoger las diez mejores canciones de todos los tiempos, las diez mejores películas o los diez mejores libros no es tarea fácil. Este último renglón aplicado sólo al capítulo venezolano, también se me antoja difícil, puesto que para nadie es un secreto que en los últimos años, por diversos factores político-económicos, la industria editorial ha tenido que hacer maromas para sobrevivir y los escritores –dada la coyuntura– han visto cómo se les abren las puertas para sacar a la luz pública sus trabajos (producto, en gran parte, por la falta de divisas para importar libros), situación que hace más complejo aún decantarse por algún libro o autor sin herir susceptibilidades, bien sea a la hora de comprar, o a la hora de lanzarse en la aventura de hacer una lista con los diez mejores libros de autores venezolanos de la última década.

El hecho es que las librerías están repletas de un sin fin de títulos para todos los gustos entre los pocos importados y la gran batería de libros hechos en casa. Están los autores ya consagrados, los cuales no mencionaré para no ganar la enemistad de los que no nombre y ganar caracteres en este breve espacio, y están los aún desconocidos que se quieren abrir paso en el duro arte de la literatura, amén de poder salir ilesos de los intríngulis propios de las editoriales. ¿Por qué y cómo se publican a unos autores noveles y a otros no? Parto del famoso beneficio de la duda creyendo que existe un comité editorial serio y responsable al momento de la toma de decisiones cuando se va a publicar, y esto mismo aplica también a la creciente cantidad de concursos literarios en cualquiera de sus géneros que hoy día existen en Venezuela: ¿el jurado es imparcial o el amiguismo suele ser un factor decisivo?, ¿cómo se puede tener la certeza de que el jurado eligió bien? Preguntas al aire para llamar a la reflexión.

Es una realidad inmensa que existe una camada de jóvenes escritores que ya suenan. A unos los he leído y he quedado asombrado con la calidad y con otros no tanto, pero para eso están los gustos. Lo curioso es que algunos libros que no me gustaron, pasaron por otros ojos, por otras lecturas y el resultado fue el mismo: tampoco gustaron. Queda así entonces la duda sobre cómo llegaron a publicarse o peor aún, ¿será que no somos buenos lectores? Se está escribiendo mucho localmente y por tanto debemos afinar el ojo lector. Los conmino a seguir leyendo y a que hagan su propio listado con los diez mejores libros de autores venezolanos de la última década.

Jason Maldonado

Publicado en Palabras y escombros

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: